Bienvenido al cambio

Da el primer paso, yo te acompaño

Quiromasaje, terapias alternativas y formación para tu bienestar.

El ser humano no se encuentra separado de la Naturaleza, del planeta y de los otros seres humanos, todo se encuentra interconectado, y aquello que uno hace repercute y resuena alrededor, en todos y en todo. La Fuente, es esa energía superior que lo ha creado todo y nosotros como individuos estamos conectados directamente con esa Fuente. La única cuestión a la que debemos responder en nuestra vida como individuos es ¿Quién soy? y tratar de descubrir nuestra verdadera esencia es la razón de nuestra existencia.  Como individuos estamos formados por 3 “Seres”, “Yoes” o “Mentes” : el consciente, subconsciente y supraconsciente.  consciente o Uhane Tu mente consciente o Uhane es una de las tres partes que conforman al ser humano, es lo que podríamos llamar la mente consciente. Es sabedora de su propia existencia y tiene la habilidad de razonar y obrar según le plazca (libre albedrío/libre voluntad) y por tanto su función principal es la de elegir. Cree saber aquello que es bueno o malo para ti, pero no debemos olvidar que actúa desde el desconocimiento. La reconoceremos fácilmente por ser esa voz que traemos de serie en nuestra cabeza y que no para de hacer juicios, conjeturas, cree saberlo todo, y tener razón. Es necesario aprender a controlar el volumen de esta emisora, que continuamente trata de boicotearnos. subconsciente o Unihipili Tu ser subconsciente o Unihipili, es el espíritu más básico, es como un niño y necesita ser querido y que lo traten bien, pero también  necesita cierta disciplina, ya que si no, al igual que un niño real, si no encuentra límites, se descontrola en su conducta.  A nivel físico lo podemos localizar en el Plexo Solar, de ahí que se le considere como el “yo bajo”, no como término descalificante sino por esa ubicación física en el cuerpo respecto a la mente, y al ser supraconsciente que se localizaría fuera del cuerpo físico, por encima de nuestra cabeza.  Es la parte que exterioriza la materia inconsciente y la presenta a la mente consciente para que ésta razone/decida, a favor o en contra. Por tanto, almacena todos los recuerdos y emociones, pero también las “memorias o programas”, incluidas tus creencias (equivocadas o no) a partir de las cuales junto con tus pensamientos, creas tu realidad. A través de tu mente subconsciente atraes aquello que llega a tu vida, y por ello, si tú lo has creado tú puedes cambiarlo, mediante la práctica del Ho’oponopono. El Unihipili se siente cómodo con los rituales porque se siente seguro cuando puede predecir lo que va a suceder, es por ello recomendable crear rutinas, como, por ejemplo, todas las mañanas al despertar, tómate un momento para realizar una meditación, pidiéndole su cuidado y su inspiración.  supraconsciente o Aumakua Tu yo supraconsciente o Aumakua es el espíritu Paternal, podría considerarse como nuestra propia Divinidad, es la parte de nuestra mente más sabia en relación a todos los aspectos de uno mismo y por tanto más perfecta, ya que está conectada con la Fuente. No actúa, ni crea, ni reacciona simplemente, Es. Tiene una misión más sutil y elevada que los otros Yo. Es la parte que sueña, tiene intuiciones y premoniciones que manifiesta a través de la parte subconsciente. Se piensa que el Aumakua es quien construye el futuro a partir de los pensamientos, esperanzas, miedos que generan el Uhane y el Unihipili.  Para relacionarse con esta parte de la mente, es necesario tomar consciencia mediante la meditación y la oración que debe encaminarse a pedir que la inspiración nos acerque a las respuestas que buscamos, y para dar con ellas es fundamental estar atento al lenguaje de los símbolos sutiles. La comunicación con el Yo superior ocurre con mayor naturalidad a la hora del sueño, cuando dormimos, cuando el Yo medio y el Yo inferior no interfieren con sus pensamientos.  Al trabajar con esta parte de la mente se puede pedir orientación, guía e inspiración en los momentos que se necesite usando el péndulo como medio, está técnica, se explicara más adelante en detalle.  Nuestros actos están condicionados por la mente consciente que obtiene información de nuestro subconsciente para decidir, por lo tanto, todo lo que hacemos está condicionado por la mente subconsciente y por esos patrones heredados de comportamiento, por creencias y memorias. Como hemos visto nuestra mente consciente tiene un gran poder, el poder de elección. Puede elegir luchar contra el “problema” y engancharse haciéndolo aún mayor o bien soltar el conflicto, y obtener la solución adecuada de manos del Universo.  Cada una de las tres partes del individuo tiene su propia función, pero sólo cuando se consigue que trabajen juntas y armonizadas entre sí se alcanzará la felicidad, la salud y el equilibrio de cada persona. En caso contrario, cuando se hayan descompensadas o desconectadas, podemos llegar a sumirnos en el caos.

Método SAGO

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresa a la tienda
    ×